¿Realmente es necesario realizar mantenimiento a los pernos?

Cuando hablamos de las puertas de seguridad nos referimos a las puertas acorazadas o reforzadas que pasan a ser parte fundamental en la seguridad de nuestros seres queridos, bienes y de nosotros mismos, y también requiere de los cuidados necesarios para que tengan un óptimo funcionamiento.

Uno de los principales elementos de este conjunto, y que son base principal para el cierre con total firmeza lo constituyen los pernos, esas piezas de hierro o acero que permiten el anclaje resistente de la puerta en el marco.

Utilidad de los pernos

Las puertas normalmente sólo requieren de bisagras en su funcionamiento pero, si nos referimos a puertas de seguridad, blindadas o acorazadas, es fundamental la utilización de estas piezas cilíndricas de gran resistencia,  generalmente de material como hierro o acero, que se accionan al girar la llave en la cerradura y es la fortaleza en este tipo de puertas ya que fijan de manera firme a éstas con el marco elevando el nivel de seguridad de la misma.

Este tipo de sistemas debe ser instalado preferiblemente por personal técnico especializado como un cerrajero especializado quién le orientará en cuanto al tipo de puerta, material y niveles de protección que más se adapte a sus requerimientos y presupuesto. El buen estado de esta pieza al igual que todo lo que comprende la puerta le garantizará un correcto funcionamiento y un óptimo desempeño en la función de resguardo y protección.

Mantenimiento y cuidado de los pernos

Todos los mecanismos requieren de un mantenimiento apropiado para poder garantizar su operatividad de manera correcta y así extender su vida útil, ahora bien en el caso de los pernos de las cerraduras, es de vital importancia que mantenga esa funcionalidad dado que de ello depende el resguardo y protección de nuestro hogar.

Es necesario revisar los pernos de manera periódica para detectar si los elementos, como las temperaturas, desgaste o roce no estén causando algún daño que puedan originar problemas con el cierre o apertura de la puerta, para este mantenimiento basta con lubricar los pernos con un aceite no muy grueso para que deslice sin problemas.

También es importante estar atento a cualquier sonido o funcionamiento inusual para atacar con prontitud el origen del  problema. En caso de que aparezca óxido, desgaste en los pernos o se atasque es necesario contactar con un cerrajero  como los de https://www.cerrajeros-24h.barcelona/poblaciones/cerrajeros-hospitalet.html para revisar el sistema y proceda a solucionar el problema, bien sea con un mantenimiento más exhaustivo y de ser necesario el reemplazo de los mismos.

No debemos olvidar que la seguridad de nuestro hogar en gran medida lo tenemos en nuestras manos y debemos ser cuidadosos en el mantenimiento, cuidado y buen funcionamiento de los distintos elementos de protección que utilicemos en nuestros hogares, de ahí que siguiendo un plan de mantenimiento y revisión podemos tener la garantía de una correcta operatividad.

Muchas veces por no atender estos sencillos detalles, estamos prácticamente dejando sin resguardo el hogar habiendo adquirido los apropiados equipos para tal fin y principalmente contratar los servicios de personal técnico calificado para tener la garantía de operatividad desde el momento de la compra, la instalación y mantenimiento de estos.

error: Content is protected !!