Mar. May 28th, 2024

    La cerradura debe coincidir con el tipo de apertura y puerta en cuestión, no existirán problemas al tener el mejor modelo, se deje elegir entre cerradura con resbalón fijo o petaca, móvil o de gancho, con mueca para el picaporte o manilla, de apertura manual o a distancia.

    El equipar o sustituir una puerta de garaje o de portón con una cerradura significa elegir, entre los sistemas de cierre existentes, la que mejor se adapta a los requisitos de la puerta, es necesario tener en cuenta los parámetros de bloqueo, activación y cierre para no equivocarse.

    Las opciones son amplias y complejas en el ámbito de la cerrajería, es desconocido para los amantes del bricolaje, se puede elegir entre mecánica o eléctrica, con mando a distancia, mediante un interfono con monitor o desde un smartphone.

    Las cerraduras para portones o portones abatibles, pueden ser en madera, PVC, aluminio o hierro, se definen según la apertura, para conocer cuál es la adecuada para el portón, es necesario situarse delante de esta por la parte interior y observar.

    Cerradura de superficie con petaca

    Esta cerradura puede ser vertical u horizontal y su mecanismo puede activarse con una llave de gorjas o un cilindro, es necesario elegir una cerradura que tenga tratamiento anticorrosión con cerradero y pestaña para la entrada de la llave.

    Cerradura de superficie con resbalón

    Este modelo es reversible para instalar en superficie, se vende en conjunto con cerradero y tope anti levantamiento, el resbalón se controla a través de un picaporte que se sitúa sobre el cuadradillo de 7 mm de la conexión.

    Los resbalones están disponibles en dos tamaños, pero es conveniente elegir el resbalón más largo para el portón, la pestaña anti levantamiento impide el vaivén provocado por la fuerza del resbalón.

    Cerradura de encastrar

    Este se coloca en el centro del montante de la puerta, puede ser de madera, PVC o aluminio, el recorrido del resbalón es regulable y se utiliza con un cerradero eléctrico.

    La nueva del latón presenta una conexión para el cuadradillo de 7 u 8 mm para recibir la manilla o el picaporte que acciona el resbalón para el cierre sin bloqueo.

    Cerradura para portón de hierro forjado

    El modelo de aluminio termo lacado con mecanismo de acero inoxidable permite regular el resbalón de 20 mm de forma continua sin necesidad de desmontarlo, es reversible tanto a derecha como a izquierda e incluye un cilindro europeo.

    Este modelo es adecuado para los montantes de tubo de entre 40 y 60 mm y los picaportes se pueden adaptar según el estilo de decoración.

    Cerradura de superficie

    Puede ser vertical u horizontal, se elige en función del ancho del montante en el que se va a instalar, este modelo reversible está formado por un resbalón que se introduce en el cerradero mediante un dispositivo con dos centradores cilíndricos que refuerzan el cierre con seguridad.

    Cerradura de encastrar de gancho

    Este modelo está pensado para los portones correderos, su mecanismo de cierre está formado por un gancho basculante, controlado por la manilla, situado en la nueca, el giro de llave inmoviliza el gancho y se impide la apertura de la puerta. El cerradero se debe elegir según el tamaño del resbalón y del tetón de centrado.